El Hostal Mundial de Lleida se convierte en el plató de cine para una ‘webserie’

El Hostal Mundial, un histórico hotel ubicado en la Plaça Sant Joan de Lleida, es el escenario de ‘Don Distruf‘ una webserie dirigida por Jeny Montagut, Josep Blanch y Jordi Siscart, tres jóvenes creadores leridanos que narra las peripecias de nueve huéspedes, una limpiadora y un recepcionista que coinciden durante un mismo día en un hotel. La serie, que se emitirá por Internet a partir de septiembre, se rodará en cine durante el próximo mes de julio. Esta semana el equipo de la serie ha colgado eltráiler en la red y ha iniciado una campaña de micromecenazgo para conseguir los 2.500 euros que supone el coste del alquiler de las cámaras de cine.

Daniel, el personaje interpretado por el actor y profesor de teatro Jordi Villacampa, es un excéntrico maniático del orden. Está de paso por la ciudad de Lleida y se registra en el hostal. Su obsesiva manía por la limpieza sólo le deja pensar en cuánta gente habrá dormido en la misma habitación que él. Su primera tarea: la inspección, limpieza y desinfección de todo lo que está a su alcance. Así empieza ‘Don Distruf’, una comedia de situación en la que varios personajes disparatados conviven y se relacionan en un espacio tan peculiar como el propio Hostal Mundial.

La idea de grabar una webserie en Lleida nació del encuentro entre tres jóvenes del sector audiovisual y multimedia de la ciudad que conectaron muy bien a nivel profesional. Montagut y Blanch, formados en la Universitat de Lleida, habían realizado otros proyectos con su sello de producción audiovisual. Siscart, estrechamente ligado a la creación y al desarrollo de la popular mascota infantil El Caragol Banyetes, ha emprendido una empresa de comunicación y multimedia con otro socio en el Parc Científic i Tecnològic Agroalimentari de Lleida. Después de muchas reuniones y de varias tapas de patatas bravas se forjó un proyecto que desde el primer momento se planteó de forma modesta pero con una clara vocación profesional.

Jordi Siscart, codirector de ‘Don Distruf’, explica precisamente esto, que se trata de un proyecto profesional en el que se han involucrado empresas, actores y personas a título individual de una forma casi espontánea: “Hemos tenido mucha suerte tanto con los actores, como con el hostal que es el escenario perfecto para el guión” y añade que “la motivación de todos los que participan de una forma u otra en el proyecto nos ha transmitido ilusión para dar un paso adelante y decidir buscar financiación para obtener el resultado más profesional posible”. Sara Buira, se encarga del maquillaje de los actores, junto a la peluquera María José Rico. El vestuario va a cargo de La Innovació y la serie contará con varios cameos de personajes relevantes de la ciudad de Lleida.

La directora y guionista de la serie, Jeny Montagut, explica que “la mayoría de los actores vienen del mundo del teatro y del clown, se han entusiasmado por la serie y han acabado realizando el trabajo porque creen en el proyecto” y añade que “durante la sesión fotográfica, -que realizó la artista y fotógrafa Glòria Esteve- para la imagen promocional, cada personaje acabó de definir su perfil, tomó forma y de alguna manera nació para la serie”.

Campaña en verkami para el alquiler del material técnico
Para la grabación de los seis primeros capítulos, que tendrá lugar en la sexta planta del hostal el próximo mes de julio, los tres impulsores del proyecto han decidido alquilar cámaras de pequeño formato de calidad cinematográfica. Por este motivo han iniciado una campaña de micromecenazgo a través de la plataforma Verkami. El objetivo es alcanzar los 2.500 euros del coste del alquiler del material en cuarenta días. Las recompensas para aquellos que realicen aportaciones económicas al proyecto están planteadas en clave de humor siguiendo el hilo de la serie y contemplan desde toallas y packs de tocador del baño del hostal (geles y champús), hasta la posibilidad de aparecer como figurante en alguna de las escenas del rodaje, un pase para el estreno o incluso la creación de un personaje a medida en la serie.

Josep Blanch, codirector de ‘Don Distruf’ asegura que la serie va dirigida a un público joven de entre 18 a 35 años y que “nacerá para vivir en el medio on line”. Blanch añade: “la distribuiremos a través del canal de vídeos de Youtube y a través de las redes sociales, con el objetivo de que traspase Lleida y pueda llegar a todo el público de habla castellana a pesar de que los personajes son de distintas procedencias y hablan en distintos idiomas”.

Cecília López

Leer en LaVanguardia.com

Anuncios