Colas bajo la lluvia en el 9N en Lleida

La jornada se ha desarrollado sin incidencias remarcables | Más de 3.000 voluntarios constituyen las mesas en los 239 locales habilitados para el proceso participativo

Los 3.110 voluntarios leridanos que hacen posible el proceso participativo del 9 de Noviembre han acudido a primera hora de la mañana a los 239 locales habilitados para constituir las mesas del proceso participativo en la demarcación de Lleida. Un total de 491 mesas distribuidas por diferentes locales como institutos y centros sociales de asociaciones han abierto a las nueve de la mañana y la votación ha comenzado sin incidencias remarcables en el territorio y con largas colas ante los institutos y locales. En la capital del Segrià, los paraguas han servido para refugiar los asistentes que antes de las nueve esperaban a las puertas de los institutos.

Datos de participación en Ponent
Hasta las 18h de la tarde, 112.685 personas habían participado en la jornada del 9-N en Lleida y 21.768 en el Alt Pirineu y Aran. Cuanto a las principales poblaciones de la demarcación, los datos de participación hasta las 18h han sido de 4.261 en Balaguer, 4.058 en Mollerussa, 3.700 en Solsona, 3.670 en la Seu d’Urgell, 2.690 en Tàrrega, 1.994 en Tremp o 703 en Vielha.

Por comarcas, los datos de participación, dos horas antes del cierre de la jornada, han sido en el Alt Urgell 6.921, en la Alta Ribagorça 1.083, en les Garrigues 8.528; en la Noguera, 13.796; en el Pallars Jussà 4.708, en el Pallars Sobirà 2.650, en el Pla d’Urgell 13.315, en la Segarra 7.498, en el Segrià 56.064, en el Solsonès 5.350, en el Urgell 13.484 y en la Val d’Aran 1.307.

A mediodía, según los primeros datos de participación, Lleida hbíaa registrado durante la mañana 64.291 personas en los locales de la demarcación. A pie de urna, los datos de algunos de los institutos de la capital del Segrià habían sido de 3.000 papeletas en el Institut Escola del Treball, el Institut Ronda de la capital del Segrià había recogido 2.600 votos, mientras el Maria Rubies de la Bordeta había registrado 2392. El total en la capital del Segrià en el primer avance de participación ha sido de 18.422 votos. Los datos del Pirineo alcanzaban las 13.398 las personas hasta las 13h.

En les Borges Blanques habían votado durante la mañana y hasta mediodía 1.461 personas. A las 11 de la mañana, en Balaguer habían participado 941 personas entre el Institut Ciutat de Balaguer y Almatà y a las 13h, ya lo habían hecho 3.164 en Tàrrega. También hasta las 13h, en la Seu d’Urgell, habían votado 2.156 personas en el Institut Joan Brudieu sin ninguna incidencia y en Tremp 1.059. En Vielha han acudido a las urnas, 422. A las 12h del mediodía, Solsona contaba con 1.292 votos. Vecinos de La Pobla de Segur han depositado ya 700 papeletas en las urnas y en Bellvís, a mediodía, se habían recogido 700 votos. En Sort habían votado 280, en La Vall Fosca, 104 y otras poblaciones más pequeñas, como Alins, 60.

Àngel Ros, vota en blanco
El presidente del PSC y alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha dado a conocer esta tarde su participación en la jornada del 9-N en la Escola d’Hoteleria. Ros ha votado en blanco, según ha explicado a través de su cuenta de Facebook “porque el actual proceso no resolverá la crisis del país, y voto para oponerme al inmovilismo e intolerancia del Gobierno del Partido Popular ante las aspiraciones de Catalunya” y ha justificado su participación en la jornada para “transmitir al Gobierno del Estado que hace falta un cambio, diálogo y que los ciudadanos queremos ser consultados sobre el futuro del país”.

El presidente de la Diputación de Lleida, Joan de Lleida, ha sido uno de los primeros políticos en votar en la demarcación. Lo ha hecho en Fondarella, municipio del que es alcalde y ha votado ‘sí-sí’. Reñé, ha asegurado que este 9 de noviembre “es una fecha histórica”, ya que “en este país nunca se había conseguido que los ciudadanos pudieran manifestarse de una forma organizada cuál es el futuro que quieren para su país”.

Puntos de votación y mesas en la demarcación
En Lleida capital, los ciudadanos han podido acudir a los intitutos Josep Lladonosa, La Mitjana, Torrevicens, Escola del Treball, Maria Rúbies, Manel de Montsuar, Guindàvols, Ronda, Joan Oró, Gili i Gaya, Caparrella, Hosteleria i Turisme. La comarca del Segrià es la que tiene un mayor número de locales abiertos, 51, con 191 mesas donde los ciudadanos de esta comarca pueden expresar su opinión sobre el futuro político de Catalunya. La comarca que cuenta con un menor número de urnas es la Alta Ribagorça con 4 mesas repartidas en tres locales.

En cuanto al número de voluntarios la comarca con una mayor movilización es la del Segrià con 1.052, seguida de la Noguera con 295 y el Urgell con 274.

Los materiales para el proceso participativo se empezaron a repartir el pasado miércoles a los institutos y otros locales desde la Delegació del Govern en Lleida, que recibió seis palets con las urnas desmontadas y el resto de materiales. En las poblaciones más pequeñas de las comarcas de la Segarra y las Garrigues la llegada de urnas y materiales fue el día anterior.

Carme Forcadell cierra la campaña Ara és l’Hora en Lleida
El acto de final de campaña se celebró en Lleida la mañana del sábado al aire libre en la céntrica plaza Sant Joan. Cientos de leridanos acudieron a la cita de fin de campaña donde además de diversos líderes políticos de la demarcación, la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Carme Forcadell, hizo un llamamiento a la población para acudir “a votar en masa” el 9-N. Durante su discurso, Forcadell reconoció que no había un 100% de garantía de poder votar ya que “el Estado español lo intentaría impedir”.

Cecília López Martínez

Leer en LaVanguardia.com

Anuncios