Fotografía de cuento: Sant Jordi

Una nueva entrega de Fotografía de Cuento: esta vez una leyenda de caballeros, castillos y dragones.

Cuenta la leyenda que la gente del pequeño pueblo de Montblanc vivía aterrorizada por culpa de un dragón hambriento que se comía a sus habitantes.  Los vecinos del pueblo decidieron alimentar al dragón con los animales de los rebaños, pero pronto no quedó ni una oveja para ofrecer a la bestia y acabaron tomando la decisión de entregar, cada día, una muchacha del pueblo que sería elegida por sorteo. Un día, en el sorteo salió el nombre de la hija del rey. Justo en el momento en el que la princesa, presa del pánico, estaba a punto de morir engullida por las fauces del dragón, apareció el caballero Sant Jordi. A lomos de un caballo blanco, el caballero atacó con su lanza al dragón, que se desplomó y murió sin poder comerse a la princesa. De la sangre de la herida del dragón nació un rosal con una rosa roja que Sant Jordi entregó a la princesa.

Desde entonces, cada 23 de abril, las parejas catalanas celebran el día regalándose rosas y libros, paseando por las calles de todos los pueblos y ciudades repletos de puestecitos de floristas y libreros. Es el auténtico día de los enamorados en Catalunya y sin duda una de las fiesta que más gusta a los catalanes.

Feliç diada 2017! 

Vestuario: Beautiful Days Puigcerdà

Fotografía: Cecília López – Fotógrafa Barcelona

Anuncios